Dudas e indecisiones por el máximo cargo del IPD. Jean Ferrari estaba en carrera pero se fue de revoluciones en la PCM. Quedan Sebastián Suito, preferido de Daniel Alfaro, y Sergio Ludeña, buen amigo de Martín Vizcarra.

Si ninguno de ellos califica hay dos cartas jóvenes para ocupar la silla que dejó vacante en agosto 2018 Óscar Fernández.

La indecisión de las autoridades del Ministerio de Educación, Presidencia del Consejo de Ministros y Presidencia de la República -en torno al nombramiento del nuevo titular del Instituto Peruano del Deporte (IPD)- está provocando efectos inesperados.

Las expectativas de Jean Ferrari Chiabra por alcanzar el sillón dejado por su mentor Óscar Fernández en agosto del año pasado se desbordaron y llegaron hasta el despacho del primer ministro César Villanueva Arévalo, quien tiene un vínculo de amistad con un familiar del actual director de recreación del IPD.

Sin embargo, esta jugada de Jean fue advertida por el ministro de Educación, Daniel Alfaro, quien tomó el asunto como una falta de respeto, puesto que el IPD está bajo la autoridad de su despacho. El resultado: Alfaro ya no lo quiere como director de recreación y mucho menos como presidente de esa entidad.

Sin embargo, Jean considera que todavía puede pelear por el cargo y dentro de su estrategia quiere anticiparse a una separación de la dirección de recreación: está pensando en renunciar en el corto plazo para no salir por la puerta falsa.

Al interior del IPD señalaron que en verdad Jean carece de requisitos para el actual puesto y para alcanzar el sillón de la presidencia en esa organización pública, los cuales incluyen carrera universitaria, experiencia dirigencial en organizaciones del Sistema Deportivo Nacional, entre otros.

Además, en estos momentos existen algunos cuestionamientos contra Ferrari debido a la contratación en 2018 de coordinadores deportivos en diversas regiones del país sin los mecanismos previstos por las normas. En fin, procesos cuyo resultado final de seguro inquietan a los protagonistas de este conflicto.

el presidente martín vizcarra le entregará el ipd en papel de regalo a sergio ludeña o sebastián suito.

TRES ‘CASTING’ PARA UN PUESTO

El error inicial estuvo en la forma como se trató de buscar al nuevo presidente del IPD. Hubo tres ‘casting’ simultáneos: uno en el Ministerio de Educación, otro en la Presidencia del Consejo de Ministros y un tercero en Palacio de Gobierno, este último a cargo del asesor presidencial Iván Manchego Cuayla.

De esa forma emergieron candidatos que fueron desechados por carecer de unanimidad en esas tres instancias. Era previsible. Aunque ahora el presidente Martín Vizcarra ha impuesto su autoridad para proponer él mismo al mandamás del deporte, claro con el visto bueno de Alfaro y Villanueva y así evitar roces innecesarios con sus ministros.

“¡¡¡Ya estoy cansado de tantas propuestas!!! Yo lo voy a poner (al presidente del IPD) pero será en cuanto termine algunos asuntos urgentes. Hay tiempo y (ese nombramiento) tendrá que esperar un poco más”.

Eso fue lo último que le escucharon decir al presidente Vizcarra sus más cercanos colaboradores. Quedan algunos nombres en esa baraja: Sebastián Suito, ex presidente de la federación de Muaythai, muy amigo de Daniel Alfaro; Jean Ferrari con vara en la PCM; y Sergio Ludeña, presidente de la Segunda de Fútbol Profesional y muy amigo de Vizcarra.

Si ninguno hace tres en raya (Vizcarra-Villanueva-Alfaro) la búsqueda seguirá su curso. Como dice el presidente, en Palacio de Gobierno no hay urgencia para este nombramiento.

Trascendió que en una lista de espera hay dos jóvenes dirigentes deportivos con un perfil tecnocrático y académico de primer nivel. Quizá uno de ellos marque la diferencia y se constituya en el factor que acelere este proceso de cambio a solo seis meses de los Panamericanos Lima 2019.

*Periodista y editor del blog: www.unavozunavez.blogspot.com