La Federación Peruana de Ajedrez (FPA) se encuentra acéfala desde el pasado 24 de julio cuando el Consejo Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deporte (CSJDHD) destituyó e inhabilitó al presidente y vicepresidente de esa organización deportiva, Boris Ascue Alagón y Segundo Vásquez Ordóñez, respectivamente.

Sin embargo, para los organizadores de los Juegos Escolares del Ministerio de Educación (Minedu) esa resolución es letra muerta y siguen recurriendo a la FPA para apoyarse en la realización del certamen, sin considerar que hace algunas semanas la Maestra Internacional Ingrid Aliaga interpuso una denuncia por acoso sexual que se procesa en el CSJDHD.

Con esta actitud de los jerarcas del Minedu ahora se entiende el constante desacato del Instituto Peruano del Deporte  (IPD) para actuar en contra de Ascue Alagón, quien hasta recibió subvenciones económicas (dinero del tesoro público) hasta el tercer trimestre de este año.