LOADING

Type to search

Un romance con el arco, los porteros del Perú (Por: Nestor Díaz)

Selección Peruana

Un romance con el arco, los porteros del Perú (Por: Nestor Díaz)

Con el camino abierto para iniciar un nuevo sueño hacia Qatar 2022, Ricardo Gareca va perfilando lo que sería sus guardavallas en el arco peruano. Un buen arquero es fundamental en un once en el rectángulo de juego. Para los hombres vestidos de otro color en la actualidad cobra más importancia otras funciones, al margen de mantener en cero su pórtico. Son un “entrenador” más, por su visión panorámica del juego. Deben salir jugando con los pies, incluso dominando el balón por abajo. Son decisivos al momento de un contragolpe tras un córner, que puede terminar en gol por su rapidez y certeza al lanzar el pase. Deben transmitir seguridad a sus compañeros. Un error suyo casi nadie lo puede salvar. Paradójicamente aún hay quienes no los consideran jugadores de campo. Efectivamente es una posición peculiar, pero realizan funciones de un central si la situación lo amerita.
“El Tigre” tiene en la mira a Steven Rivadeneyra (25 años), el golero que se formó en el Bentín de Arequipa. Tuvo su paso por San Martín, Alianza Atlético, Municipal y en este verano Alianza Lima apostó por sus servicios. De hecho Bengoechea lo quiere de titular, por sus cualidades mostradas. No por nada le dicen “Caíco”. En un futuro puede ser el sustituto de Gallesse, que por cierto, para Gareca en este momento “El Pulpo” es el titular, con la mayor cantidad de partidos con la Selección (61). Por otro lado está José Carvallo de excelente actuación en el Clausura del 2019 con Universitario, que lo consolida para pelear un lugar en la selección de todos. Carlos Cáceda de Melgar, no menos importante, disputó con la selección absoluta en 6 encuentros, también está atento al llamado. El más joven de todos Pedro Ynamine (21 años), el golero de la última selección Sub 23, tuvo la suerte de debutar en la profesional con San Martín a los 18 años. Es una promesa para la selección mayor. En la presente disputa por los guantes de Perú, Patricio Álvarez debería quedar fuera para dar roce a los más jóvenes, no por nada se dice que Perú es tierra de arqueros.
Si deshojamos el libro de la historia de amor por el arco, encontramos a grandes futbolistas que han defendido los tres palos peruanos. Desde Juan Valdivieso quien tuvo el privilegio de representarnos en el primer Mundial de Uruguay 1930. Pasando por Luis Rubiños ( Mundial México 70), Otorino Sartor y Eusebio Acasuzo (Campeón Copa América 1975), José González Ganoza “Caíco”, un extraordinario arquero, capitán de la selección en las Eliminatorias a las Olimpiadas de Seúl 1987. Llego como delantero al cuadro íntimo y se quedó en el arco hasta la eternidad. Más tarde Dios lo recogería en su gloria del mar de Ventanilla. Miguel Miranda, a destacar también, se impuso en los años noventa. Los nacionalizados como el polémico Ramón Quiroga ( Mundial Argentina 1978 y España 1982), también dejaron huella en los palos. “El Viejo” Balerio, querido por todos, defendió en las Eliminatorias al mundial de 1998. Oscar Ibáñez, con cincuenta actuaciones y tres copas Américas en los años 2000, se ganó el respeto de la afición dentro y fuera de la cancha, un caballero.
En el pórtico peruano atajaba Acasuzo, aquel 30 de junio de 1985 que Gareca nos saca del Mundial del 86, tras convertir el empate para Argentina. Para por cosas del fútbol devolvernos el Mundial el 2018 como Técnico. Desde el arco se arma un equipo competitivo. Que esta vez “el Tigre” nos siga devolviendo la ilusión y un romance permanente con los Mundiales.

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *