LOADING

Type to search

¿Decepción, desliz o accidente? (Por: Aarón Virhuez)

Panamericanos Selección Peruana

¿Decepción, desliz o accidente? (Por: Aarón Virhuez)

Selección de Nolberto Solano fue un absoluto fracaso. No se vio la mano del entrenador ni una idea definida ¿a qué aspiramos?

En una página del libro “PEP Guardiola, la metamorfosis”, escrito por Martí Perarnau se señala que para ganar, primero hay que perder, pues generalmente las derrotas permiten que tu equipo crezca y corrijas errores. En este texto, también se explica lo que es una táctica y el fútbol. Para el autor y para Joseph Guardiola, la táctica es que cada jugador sepa exactamente qué debe hacer en cada momento y en cada posición que ocupa.

El fútbol es como una orquesta sinfónica. Todos deben mostrar una armonía. El defensa destruye la composición del rival, el medio construye su melodía y el atacante remata y finiquita. Si en la música, debe haber una correlación, en el fútbol con mucha más razón, sin embargo, no siempre podemos visualizar ello. ¿Lo dudan? En realidad es sencillo darse cuenta. Basta con ver a la selección sub 23 de Nolberto Solano, para confirmar que lo que existe ahí es cualquier cosa, pero menos una composición.

Entiendo que Nolberto Solano ha tenido poco tiempo de trabajo (casi tres meses), pero eso no es una excusa para justificar el pobre y triste rendimiento mostrado de la selección sub 23, pero también seamos sinceros. Aquí, el responsable no solo es Solano, sino quien está detrás de él: dirigentes y por supuesto el jefe de unidad técnica.

Soy un partidario de los proyectos a largos plazos, sin embargo, este grupo de futbolistas han tenido que pasar en su mayoría por la sub 17 y sub 20, que anteriormente era dirigida por Daniel Ahmed, hoy seleccionador de la última y también encargado de todas las divisiones.

Entonces, ¿dónde está el trabajo? Es un problema raíz, no obstante, cuando asume un compromiso debe dar lo mejor. Nolberto Solano se tomó su tiempo para armar la lista y seleccionar solo a los que participarían de estos Panamericanos y lo mínimo que esperaba ver era que hicieran algo dentro del cambio.

Al inicio de esta columna, comenté que para mí el fútbol es como una orquesta y en efecto lo considero así. También sostengo mi teoría que para ganar no importa el sistema o modelo de juego que utilices, porque lo que prima es el objetivo. A Jamaica le resultó. Siendo un equipo conservador, cauto e inteligente, supo como neutralizar a Quevedo y aprovechó a Beckford. Esa es una muestra clara de un equipo no solo en sintonía, sino también armonioso. Si atacas, apoyas, si defiendes, apoyas, te proyectas, muestras, pero no te descompones.

Lastimosamente, para Perú fue eso, fue una banda desafinada. Nunca logró encontrarse en los tres partidos que tuvo, tampoco se vio el trabajo de Nolberto Solano, quien afirmó en conferencia que con faltó experiencia internacional, pero no asume sus errores.

FOTO: Federación Peruana de Fútbol

Los desaciertos de Solano

La función de un seleccionador es como dice su nombre “escoger” lo mejor que tiene para buscar el objetivo. Yuriel Celi, Andy Polar, Jesús Pretell, Acuy, Quevedo y otros fueron los escogidos. Sumado a ello, tenía la potestad de elegir a algunos jugadores libres. Allí, estuvieron Cáceda y Montes. El primero cumplió, el segundo casi ni se sintió.

  1. Fuentes de Central: Los entrenadores tienen virtudes y errores, pero también deben apelar a su sentido de análisis y el sentido común. Situación que Nolberto Solano parece no tenerla, pues estuvo ciego y nunca se dio cuenta que la mejor versión de Aldair Fuentes es en el mediocampo.
  2. Falta de conexión entre sus líneas: Aquí entra a tallar lo que sostuve al inicio. La armonía que debe verse. Los defensas estuvieron desconectados de la volante y estos del delantero. Nunca se encontraron, ni hallaron la intersección.
  3. Replanteos nulos: En los tres partidos, a Nolberto Solano no le funcionó el replanteo. A pesar de que el ingreso de Celi o algún otro jugador, le daba más dinámica al equipo, no consiguió irse con el objetivo. Para colmo, en este último partido ante Jamaica, el entrenador nacional esperó que nos conviertan los dos goles para hacer el replanteo ¡Fatal!
  4. Su viaje a Brasil: Entiendo que es parte del comando técnico de Ricardo Gareca, pero no puedes pretender hacer un trabajo en dos o tres semanas. Es evidente, que se notó planificación.

FOTO: GEC

Ahora, ¿que viene?

Tres partidos, un punto y últimos en el grupo denotan el bajo nivel que tuvo esta sub 23 que en teoría serían de donde Gareca sacará jugadores que sustituyan a los actuales de la mayor.

Esta selección estuvo conformada por todos los que militan en la liga peruana, por lo que se demuestra que nuestro fútbol sigue siendo poco competitivo, sin embargo, hay algo que a mí sí me queda claro: Gareca ha hecho un milagro. No sé cómo lo hizo, pero se notó que algo cambió.

Se nos viene el Preolímpico  y hay mucho que corregir y trabajar. Lo positivo de todo esto, es que a fin de año, tendríamos elecciones en la FPF, por lo que podríamos tener una mejor planificación en las divisiones menores, porque eso es lo que nos falta y Solano no se da cuenta de ello. A pesar de que Gareca es un obsesionado de la planificación, al ex futbolista y actual DT de esta categoría le faltó planificar, elaborar y componer mejor.

Yo sé que los jugadores son capaces y tienen potencial, pero lastimosamente cuando estos no tienen un buen director de orquesta, no puedes pretender llegar lejos.

Solo una cosa más, ¿ acaso pretendían que Nolberto Solano sea el reemplazante de Ricardo Gareca? Si es así, déjenme decirles que están totalmente equivocados.

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *