LOADING

Type to search

De la YMCA para el mundo: un cesto y un balón

Otros Deportes

De la YMCA para el mundo: un cesto y un balón

El baloncesto, es el cuarto deporte más practicado en el mundo, luego de la natación, el fútbol y voley. Se estima que es practicado por alrededor de 400 millones de deportistas.

El baloncesto nació de manera accidental en 1891, con un par de cestos y con un inicial balón de fútbol. Fue el profesor de educación física de nombre James Naismith quien, sin proponérselo, terminó por inventar uno de los deportes de mayor arraigo en el mundo.

A finales de 1890, James Naismith llegó a Springfield, a la YMCA (Young Men´s Christian Association) o Asociación Cristiana de Jóvenes, para sumarse al proyecto de la escuela dirigido a trabajadores cristianos, en que haría tan solo un curso para consejeros. No obstante, tras mostrar sus dotes de profesor de educación física fue requerido por el jefe del departamento,  Luther Halsey,  para que inventara un nuevo juego que permitiera a los estudiantes ejercitarse en épocas de invierno.

Aquello implicaría entonces idear un juego que pudiera practicarse en interiores, bajo techo.  Springfield, capital del Estado de Illinois en Estados Unidos, debido a sus bajas temperaturas durante la estación de invierno no permitía a los alumnos ejercitarse al aire libre.  

La proposición esencial era que el juego que se propusiera debería poder practicarse bajo techo y en pequeñas áreas, y el balón debía ser el componente principal del mismo. En adición, debía ser de sencillo aprendizaje, y mostrar un contrapeso entre el ataque y la defensa, además de no ser violento y en el que la técnica y la precisión sobresalieran frente a la brusquedad.  

En julio de 1936, James Naismith, el involuntario creador del juego, realizaba en la ciudad de Berlín el saque de honor del primer partido olímpico del baloncesto. Ese día, aquella disciplina deportiva que oficialmente se jugara por vez primera en 1892, alcanzaría su plenitud.

Tales demandas obligarían a evitar que los jugadores circularan reteniendo el balón en las manos, esa puntual norma impediría mayor contacto físico.

Quince días bastaron para establecer las pautas básicas del nuevo juego. Su particularidad era que aquel funcionaría sólo con las manos y tendría como objetivo introducir el balón en un cesto, dicho canasto se ubicaría a determinada altura para obligar a la precisión. 

Aquel novedoso juego se extendió rápidamente gracias a los instructores en las innumerables sedes de la YMCA. Su práctica fue afinándose en el camino, conforme se practicaba y recogían las sugerencias delos jugadores. Sin duda, las iniciales reglas establecidas para el juego de baloncesto resultaron insuficientes.

En enero de 1892, la revista oficial de la YMCA, publicó las reglas y consejos del inventor del flamante juego, la noticia viajó por todos los sitios que la asociación tenía repartidos por el mundo. Se estableció así la partida de nacimiento de lo que prontamente se convertiría en uno de los deportes más practicados en el mundo.

En julio de 1936, James Naismith, el involuntario creador del juego, realizaba en la ciudad de Berlín el saque de honor del primer partido olímpico de la historia del baloncesto. Ese día, aquella disciplina deportiva que oficialmente se jugara por vez primera en 1892, alcanzaría su plenitud.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *