LOADING

Type to search

Luis el “Che” Cordova: “El Kukín que yo conocí”

Fútbol Peruano

Luis el “Che” Cordova: “El Kukín que yo conocí”

Carlos Flores cumplió dos años en la eternidad. El popular “Kukín” se nos fue con 44 años, un 17 de febrero, tras una trayectoria futbolística para el aplauso, que no fue más brillante por los azares de la vida.

Muchos lo podrán criticar, pero no somos nadie para juzgar a Carlitos. De saber lo que fue el diario vivir de un hombre abanderado del fútbol porteño. “Kukín” era único, diferente, callejero, bromista, bailarín, amiguero. Desde niño en Cantolao, desde siempre. Toda la vida.

Me acuerdo que mi padre, Luis Córdova, fue su hincha y siempre me decía cuando yo llegaba desde Argentina a vacacionar al Perú:

“Hijo, hay un zurdo en el Boys que hace diabluras con el balón. Será el ‘10’ más grande del Perú. Le dicen ‘Kukín’ y es mejor que el ‘Chorri’ Palacios. Es bien de barrio, chalaco y se le nota desde que se para, hasta cuando camina. Es lo mejor de mi Boys”, me decía orgulloso mi viejo, que tenía buen paladar futbolero e hincha rosado desde la época del mejor ataque porteño de 1951, integrado por Drago, Barbadillo, Valeriano y los hermanos Pedro y Guillermo Valdivieso. Ese equipo era bravo, tenía un promedio de tres goles por partido, hicieron 63 goles en 18 jornadas. Increíble.

Y como es la vida “Kukín”, pasaron los años. Te llegué a conocer por el mundo del periodismo deportivo. Te entrevisté muchas veces, cuando jugabas en la “U” y te acuerdas, bautizaste al “Puma” Carranza como el “perro de Roberto Martínez”.

Después en el Boys, con la “10” en la espalda y tus clásicos goles olímpicos y de tiro libre. Eran para el aplauso. Las broncas y amistades con “Machito” Gómez. Luego en el Sport Ancash hiciste una gran campaña, dándote la gran chance de volver por la revancha a la crema de “Pepe” Basualdo y el “Gordo” González.

El respeto siempre fue mutuo “Kukín”, como aquel día que le metiste un gol al Alianza Atlético de Sullana con la camiseta crema en el horno norteño. Fue un golazo con celebración para trepar el alambrado. Me acuerdo que por la tarde, tomabas champagne en el hotel Río Verde y te hicimos la producción para el Diario Libero donde trabajaba.

Fue una señora Portada que después el “Pepe” Basualdo la mostró en el camarín. Siempre fuiste directo, sin medias tintas, por eso hablabas de las injusticias del fútbol, de querer llevar la “10” de la Selección, porque te sentías el mejor. Fuiste un “viejo” palomilla, por eso hasta Diego Armando Maradona se rindió a tus encantos.

Fue aquella vez que Ramón Mifflin y tú fueron a Córdoba para arreglar el contrato con Belgrano. Maradona llamó por teléfono a la habitación del “Cabezón”, contestaste tú y al escuchar a Maradona, no creísteque era el “Pelusa” y le dijiste: “Si tú eres Maradona, yo soy Pelé”. Jajajaja.

Ahora tu zurda seguirá tocando el balón en el cielo y verás a mi viejo, aquel hincha rosado que siempre creía en ti. Allá lo verás “Kukín” y desde esa nube mágica gritarán por siempre. “Vamos Boys…Callao”.

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *