El Amague Perú

Escribe para busca

«Cachito» Ramírez, el héroe de la Bombonera (Por: Jesús Hinojosa)

Fútbol Peruano

«Cachito» Ramírez, el héroe de la Bombonera (Por: Jesús Hinojosa)

Que tal amigos lectores de EL AMAGUE y tu Columna favorita «LA ESQUINA ROSA-BICOLOR». Continuando con el desfile de los primeros cracks mundialistas que clasificaron a MÉXICO 70, hoy nos toca ocuparnos de Oswaldo» Cachito » Ramírez, llamado El Héroe de la Bombonera»

Jesús Hinojosa

RESEÑA BIOGRÁFICA Y TRAYECTORIA

Oswaldo Ramírez Salcedo nació en el Callao y desde temprana edad practicaba el Atletismo. Estudió en el colegio San Antonio del Callao.

Bajo la batuta de Don Gualberto Lizárraga, (fundador del Boys) se inició en las divisiones menores de la Misilera, llegando posteriormente al primer equipo Rosado donde se consagró como goleador del campeonato Descentralizado 1967. Antes de ello fue Sub-campeón con la «misilera» en 1966.

Sus grandes actuaciones le valieron para ser convocado al seleccionado patrio que se preparaba para jugar las eliminatorias 1969 ante Argentina y Bolivia. Ramírez era suplente de Alberto Gallardo hasta que llegó el partido final contra el equipo Platense, al cual eliminamos en un apoteósico y brillante partido en el estadio «La Bombonera» de Argentina.

En el mencionado encuentro «Cachito» Ramírez se consagró al haber anotado los dos goles peruanos con los que nos clasificamos al Mundial de México 70. Después «Cachito» Ramírez jugó varias temporadas en Universitario de Deportes logrando varios títulos con el cuadro crema.

En Copa Libertadores quedó Sub-campeón en 1972. También fue valor importante para conseguir con la Selección LA COPA AMÉRICA 1975. En el extranjero llegó a jugar en el Atlas de México y Galicia de Venezuela. Es tercer mejor goleador de Copa Libertadores y la Selección Peruana.

LA ANÉCDOTA: conocimos a Ramírez cuando iba a entrenar al antiguo estadio «Temo Carbajo» del Callao y lo que llamaba poderosamente la atención era que siendo goleador, usaba lentes de aumento. Será hasta la próxima Dios mediante, amables lectores. Cuídense mucho.

Etiquetas

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *