LOADING

Type to search

Pelé: el gol que no fue…pero que pasó en la historia (Por: Fernando Peña)

Fútbol Internacional

Pelé: el gol que no fue…pero que pasó en la historia (Por: Fernando Peña)

La magistral jugada del ‘Rey’ que no siendo gol terminó por convertirse en una de las icónicas jugadas de uno de los mejores torneos de la historia

Entre el 31 de mayo y 21 de junio de 1970, se jugó la novena edición de la Copa Mundial de Fútbol, FIFA 1970; a decir de muchos entendidos uno de los mejores certámenes de la historia del fútbol, y en que Brasil se coronó campeón con su ‘jogo bonito’.  De aquel campeonato resultaría el once ideal compuesto por jugadores de la talla de Beckenbauer y Müller (Alemania), Carlos Alberto, Piazza, Gerson, Jairzinho y Pelé (Brasil), Mazurkiewicz (Uruguay), Charlton (Inglaterra), y Facchetti y Rivera (Italia)

En dicho marco, el miércoles 17 de junio, en el estadio Jalisco, en Guadalajara, se jugó el partido entre Brasil y Uruguay, en la etapa de semifinales. Ambas selecciones llegaban tras haber vencido en cuartos de final a sus similares de Perú y Unión Soviética, respectivamente.

Aquella tarde de junio 17 cada equipo presentó lo mejor de su vitrina. Entonces el combinado charrúa lo aleccionaba Juan Eduardo Hohberg, mientras que el seleccionado carioca era dirigido por Mario ‘Lobo’ Zagallo.

Disputaban el encuentro dos potencias del fútbol sudamericano, y aquella contienda no podía esperarse sin la pasión y la vehemencia propia de jugadores como Gerson o Cubilla, como Rivelino o Cortes. A su más fiel estilo, Uruguay jugó fuerte y con ímpetu, aquello le representaría cuatro de las cinco tarjetas amarillas que el árbitro español José María Ortiz, mostró aquella tarde.

“Brasil jugó un fútbol digno de las ganas de fiesta y la voluntad de belleza de su gente”

Eduardo Galeano

Pero si ya el resultado final de aquel encuentro describe un contundente triunfo carioca, la historia registraría aún más, al punto que terminó por restarle relevancia al 3 a 1 con que derrotó Brasil a Uruguay.  La historia registraría lo que se dio por llamar el “no gol” de Pelé.

Aquella tarde Pelé no marcó, a pesar de ello pasaría a la historia luego de una de las más bellas jugadas del fútbol de todos los tiempos.

Promediaba el segundo tiempo del encuentro y tras un soberbio pase de Tostao, el legendario ‘O Rei’ realizó una magistral jugada con la que,  sin siquiera tocar la pelota, logró eludir al portero uruguayo Ladislao Mazurkiewicz. Bastó un regate de la estrella carioca para que el arquero charrúa quedara pifiando. Tras recuperar el balón y con la portería descubierta, el ‘Rey’ no logró colocar el balón al fondo del arco…pasó escasamente desviado.

Sin embargo, la perfección de la jugada empequeñeció el yerro del astro brasileño. A pesar de que aquella bella jugada no terminó por convertirse en gol concluyó sí siendo reconocida como una de las más célebres de la larga y brillante trayectoria de Edson Arantes do Nascimento ‘Pelé’.

“aquí está la clave, Pelé ya es Pelé. Está harto de saber que es un mito, un semidiós. ¿Qué puede perder si intenta ser un dios completo? Por eso no hace lo correcto, hace lo sublime. Cambia el camino trillado del gol, del gol seguro que había hecho tantas veces, por el incierto que, como veremos, jamás haría”

Sérgio Rodrigues*

*Autor de “El Regate”

“Brasil jugó un fútbol digno de las ganas de fiesta y la voluntad de belleza de su gente”

Eduardo Galeano

Pero si ya el resultado final de aquel encuentro describe un contundente triunfo carioca, la historia registraría aún más, al punto que terminó por restarle relevancia al 3 a 1 con que derrotó Brasil a Uruguay.  La historia registraría lo que se dio por llamar el “no gol” de Pelé.

Aquella tarde Pelé no marcó, a pesar de ello pasaría a la historia luego de una de las más bellas jugadas del fútbol de todos los tiempos.

Promediaba el segundo tiempo del encuentro y tras un soberbio pase de Tostao, el legendario ‘O Rei’ realizó una magistral jugada con la que,  sin siquiera tocar la pelota, logró eludir al portero uruguayo Ladislao Mazurkiewicz. Bastó un regate de la estrella carioca para que el arquero charrúa quedara pifiando. Tras recuperar el balón y con la portería descubierta, el ‘Rey’ no logró colocar el balón al fondo del arco…pasó escasamente desviado.

Sin embargo, la perfección de la jugada empequeñeció el yerro del astro brasileño. A pesar de que aquella bella jugada no terminó por convertirse en gol concluyó sí siendo reconocida como una de las más célebres de la larga y brillante trayectoria de Edson Arantes do Nascimento ‘Pelé’.

“aquí está la clave, Pelé ya es Pelé. Está harto de saber que es un mito, un semidiós. ¿Qué puede perder si intenta ser un dios completo? Por eso no hace lo correcto, hace lo sublime. Cambia el camino trillado del gol, del gol seguro que había hecho tantas veces, por el incierto que, como veremos, jamás haría”

Sérgio Rodrigues*

*Autor de “El Regate”

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Stories

Next Up