LOADING

Type to search

Fines de semana sin fútbol (Por: Nestor Díaz)

Fútbol Internacional

Fines de semana sin fútbol (Por: Nestor Díaz)


En éstos días de confinamiento y fines de semana sin fútbol, deshojamos los recuerdos de aquellos grandes partidos de fútbol que nos deleita el internet y la TV.

En un repaso por los espectaculares goles del balompié, me detengo en YouTube en un gol memorable para la vista y la historia. Era el amistoso en Lyon entre las escuadras de Francia y Brasil, antes del Mundial Francia 98, como presagiando aquella final. Roberto Carlos se perfila frente a la pelota cerca de 40 metros del arco galo, impacta con su botín izquierdo, la redonda pasa sin besar la barrera y hace un giro sorprendente en el aire para finalmente meterse en las redes, ante un incrédulo Barthez. Un golazo! El mejor gol de tiro libre que se haya cobrado jamás. Los científicos trataron de explicar cómo había entrado el balón y concluyeron que no era casualidad, al cual llamaron “efecto magnus” y “el espiral del balón giratorio”. Incluso el mismo Roberto Carlos en Agosto del año pasado lo ensayaría del mismo modo en sus pasatiempos cariocas, dando a entender que si se le pide, él lo puede hacer nuevamente.
Un familiar observa el gol del crack brasileño y no parpadea en relatarme: – Allá en nuestra tierra se dio un gol similar. El disparador era hábil en la cancha de tierra y pedido para los campeonatos. Se paró frente a la de cuero y se movía a la izquierda y luego a la derecha, mirando por dónde lo iba a clavar. Manejaba los dos pies me recalca. Cuando disparó, la pelota hizo una curva y entró cerca al palo. En el pórtico estaba el mejor arquero de la zona, que sólo atinó a mirar. Cada uno recuerda también los mejores goles generados en su barrio, o en su tierra natal.
Otro golazo que nos regaló el fútbol mundial fue en la final de la Champions League en el 2002, Real Madrid vs Bayern Leverkusen. Roberto Carlos saca un centro al milímetro “bombeado” y Zinedine Zidane le pega al balón de volea y con elegancia la manda a guardar. Con este magistral gol Zizou selló la novena Champions para los blancos. Por la trascendencia éste es el mejor gol de la historia en La Champions League. Cristiano Ronaldo anotó de “chalaca” contra la Juventus y Zidane ironizó: “Puede ser que no sea mejor que el mío”.
Mientras nosotros estamos paseando de la sala al cuarto o a la cocina, dependiendo como se quiera hacer el recorrido, mirando a nuestros vecinos por las ventanas sacar el cuello sin saber si van ha ser liberados el día 13; con recelo caminamos a la panadería. Hay otros individuos que lo toman a la ligera esta cuarentena por el Coronavirus. Fue el caso de Nolberto Solano, que se le encontró en una reunión en la casa de la vecina en La Molina. Enfatizo en esto ya que es subrayado como un claro ejemplo de lo que no se debe hacer, menos aún en un personaje que supuestamente es un reflejo para los niños. Alguna vez Maradona lo llamó “El Maestrito”, pero creo que su actual época de Técnico no es para él. Ha llegado el momento que Gareca elija a un profesional serio, fiel a su estilo.
Primero es la vida, claro está. Pero los aficionados aguardan que en un futuro no muy lejano se abran los estadios y se mueva el balón. En su libro “Balón Dividido”, Juan Villorro nos cuenta que “Hay dos tipos de aficionados: Los Materialistas que miran el marcador para saber si su ilusión gana o pierde aire y los Románticos que no necesitan evidencias para apoyar a los suyos. Sólo los segundos merecen el nombre de hinchas”. Cuando se reanude La Liga 1 peruana, una alternativa que se debe manejar es jugarlo con un formato reducido para que levante la Copa en la cancha un merecido equipo. Las principales Ligas del Mundo que deberían terminar a medio año, tendrán que dialogar con su Confederación para dar una salida a esta situación. Se podría jugar sin público las fechas que restan. Que la pelota no se contagie.

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *