LOADING

Type to search

El “Che” Cordova: El día que hablamos de fútbol con Rivelino

Fútbol Internacional

El “Che” Cordova: El día que hablamos de fútbol con Rivelino

Segundo día en Sao Paulo y con mi amigo “Chocolate” Luis Jiménez, fuimos a la práctica del “tricolor” paulista por la mañana, después, hospedarnos en el Hotel Número 1 del gran Ayrton Senna. Salimos del bullicio del centro paulista para irnos a la tranquilidad brasileña. Impecable y grande el hotel que tenía cuadros e imágenes de automovilismo y del gran campeón brasileño. Ubicado en una zona ficha de San Pablo, donde la habitación estaba en 100 dólares la noche.

Sin embargo, había que sacarle provecho a la circunstancia. Entrevistar a alguien que nos pueda facilitar una portada. La misión era hablar con un CRACK. Después de enviar a Lima el material periodístico de la práctica de Sao Paulo, rival de Universitario de Deportes, nos dimos una vuelta por la Avenida Roque Petroni Júnior. Íbamos caminando cuando a la altura de la cuadra 7, miro un afiche gigante del crack brasileño: Rivelinho. Mi olfato periodístico me hace comentarle a “Chocolate”. “Ese 10 fue un grande. Lástima que nació Pelé y lo opacó. Lo mismo sucedió con Zico”, le dije a mi acompañante y decidí tocar el portal del Rivelinho Sport Center.

El vigilante del recinto deportivo nos habló en portugués. Le dije que éramos periodistas y que veníamos de Perú para conversar con Rivelinho, la patada atómica de Brasil, así lo bautizaron al hombre del bigotito, quién jugó por el Scracth desde 1965 hasta 1978, siendo campeón del mundo con Pelé en México 70.

Recuerdo que sólo pasaron cinco minutos y el portón del recinto deportivo se abrió. “Entren muchachos. Rivelinho los espera”. Enseguida ingresé a su oficina que estaba en el fondo del complejo compuesto hasta por seis canchas de fútbol siete. El lugar tenía las paredes empapeladas con fotos del Brasil de 1970. Una cacatúa dentro de una jaula blanca y Rivelinho que nos dice. “Pasen amigos peruanos”. Sin poses de divo, ni de estrella, un grande de verdad.

La charla con el campeón del mundo fue de 20 minutos, hablamos de todo. De aquel Brasil de Pelé, su paso por Fluminense donde fue tres veces campeón, dos en el torneo carioca, en 1975 y1976, de Corinthias y aquella selección de Perú de 1978.

“Los peruanos me defraudaron en Argentina 78’. Se vendieron con Argentina. Sino Brasil hubiera sido campeón mundial”, nos dijo Rivelinho quién dejaba entender su idioma español masticado.

El ex jugador de Brasil, recordó al Nene Cubillas, Cueto, Sotil, Oblitas y Quiroga. “Esa selección del Perú fue muy buena. En la primera fase quedó invicta y tenía para más. Pero se desgastó en el tramo de la definición. Desde mi punto de vista, fue mejor ese Perú, que aquel del 70”, comentó y habló del significado que tenía para Brasil, el “Fenómeno” Ronaldo, Ronaldinho y hasta Romario.

“Eran distintos. ‘Dinho’ un malabarista del balón. Romario era potencia, al igual que Ronaldo, ambos mataban en el área rival”, prosiguió para llenar de elogios a Paolo Guerrero quién por ese tiempo, la rompía en el “Timao”. “Un delantero de mucha categoría”.

Para dar un comentario de Neymar, en ese tiempo, recién aparecía en el Santos. “Es un Crack y va a dar que hablar” apuntó y no se equivocó, nos dio la mano y se despidió con una sonrisa propia de un campeón del mundo. HASTA LA PRÓXIMA

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *