El Amague Perú

Escribe para busca

AC Milan: la caída de un club histórico

Fútbol Internacional

AC Milan: la caída de un club histórico

Uno de los clubes más grandes de la historia del fútbol, ha caído en una crisis que no tiene fin

En Milán no ha sido capaz de construir un futuro acorde a su pasado, lo que dejó Berlusconi ha afectado el presente. El hincha no entiende el por qué de este declive, que ha destruido a uno de los equipos con mayor protagonismo en Europa.

En esta temporada el Milán ha empezado de la peor manera. En las 12 primeras fechas de la Serie A, el equipo de Stefano Pioli, solo sumó 13 puntos. La última vez que iniciaron de esa manera fue en 1981, cuando descendieron a la segunda división. Pero no es un problema reciente, el equipo de Milán, tiene años sin competir en la Champions League, desde el último doblete de Scudetto y Supercopa en 2011, el Milán ganó sólo un título, la Supercopa italiana de 2016.

Esta crisis viene de un cúmulo de errores que empeoraron la situación. Hasta el momento no se ha podido llevar adelante un verdadero proyecto para reconstruir el club. En la temporada 2013, el equipo de Allegri sufrió grandes bajas en el equipo. Se retiraron del fútbol Oddo, Inzaghi y Zambrotta y se fueron Pato, Cassano, Nesta, Van Bommel y Gattuso. El equipo se quedó sin líderes.

El presupuesto para los mercados veraniegos e invernales bajó progresivamente. No se fichaba a los campeones de los mejores conjuntos del mundo sino a jugadores de equipos como el Génova, cuyo presidente, Enrico Preziosi, era muy amigo de Adriano Galliani, histórico director deportivo de la época berlusconiana.

Pasaron de una camiseta a otra hasta 33 futbolistas, algunos con discreto éxito, como El Shaarawy, Boateng o Borriello.  En el Milán se incorporó Alessandro Matri, una de las decepciones del ataque rossonero, pagado 11 millones y procedente precisamente de la vecchia signora.

La llegada de jugadores de bajo nivel y el dinero mal invertido llevaron a una diatriba interna entre Galliani y Barbara Berlusconi, a la que Silvio Berlusconi había dejado el control administrativo del club.

Finalmente, Silvio Berlusconi decide vender el club a Li Yonghong, un empresario muy polémico. La venta fue oficializada en 2017 y contrató a Mirabelli para encargarse de los fichajes del club, donde se gastaron 195 millones de euros. Un años después, se descubrió la desastrosa situación económica del nuevo presidente, que dejó el Milán en manos del fondo de inversión estadounidense Eliot.

Las inversiones de Li Yonghong llevaron nuevamente al Milan a las competiciones europeas, pero también lo hundieron con un balance en rojo de 145,9 millones de euros, debido a la disminución de los beneficios, de los patrocinadores y de los ingresos económicos de los partidos en casa.

Hoy solo se vivirá en el recuero del doblete de Inzaghi al Liverpool en la final de la Champions League de 2007, es lo único que queda de ese Milan ganador en Europa.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *