LOADING

Type to search

Esa luz nunca se apagará: Alianza Lima ganó 2-0 al Llacuabamba

Alianza Lima

Esa luz nunca se apagará: Alianza Lima ganó 2-0 al Llacuabamba

(Prensa FPF)

Con la Copa Libertadores ya en el olvido (falta una fecha pero pedirle ganar a este equipo al Nacional en Uruguay es casi un chiste), Alianza Lima tenía ante Llacuabamba la oportunidad de devolverle la sonrisa, o al menos una mueca que lo disimule, a la sufrida entrada blanquiazul que desde que se ha reanudado el torneo que solo ha sabido de decepciones.

Eso parecieron entender los dirigidos de Mario Salas que tomaron la iniciativa del encuentro, pero no hallaron la manera de hacer daño real a la portería rival defendida por Ramírez. Como en el partido contra Racing por la Libertadores, el equipo dependía de la inspiración de Arroé y de Cornejo y de Aguilar. Tal vez el viento en contra no le permitió concretar sus opciones.

Y al aguantar el 0-0, los norteños se envalentonaron y también fueron a buscar sus opciones con su mejor hombre: Valera, que puso en aprietos en más de una vez a la gente blanquimorada. Pero ahí estaba Ítalo Espinoza que, haciendo olvidar su lamentable participación copera, se convirtió en el héroe de los victorianos al ahogar hasta tres ocasiones claras de gol. Así fue como terminó el primer tiempo.

Ahí viene el gol

Desde el inicio del complemento, Alianza Lima salió con la única idea que cabía: quedarse con los tres puntos al precio que sea. Así fue Arroé por fin se pudo apoyar en Ascues, que estuvo desconocido en la primera etapa, y en la velocidad del recién ingresado Mora para buscar el objetivo.

Pero tuvimos que esperar hasta el minuto 77, cuando el buen Joazinho recuperó un balón en su campo y lanzó un pelotazo larga apara que Mora gane la carrera y el control del balón a su marcador. Este lanzó un centro preciso al corazón del área donde esperaba el chileno Rubio, que tras varios intentos, por fin pudo anotar. La alegría se instaló en tienda aliancista, aunque todavía faltaban minutos por jugar y con la suerte que han tenido este año, cualquier cosa podía pasar.

Justamente el mérito ‘grone’ es que a pesar de la ventaja, nunca dejó de atacar y de buscar el arco rival. Tan solo cinco minutos después llegaría la recompensa. Esta vez un Ascues mucho más activo ganó un balón en área rival tras la salida de un tiro de esquina y de manera exquisita la puso en un ángulo imposible para cualquier arquero del mundo. Lo único que logró Ramírez con esa estirada fue que el gol se vea mucho más bonito.

Ahora sí el telón estaba cerrado. Segunda victoria al hilo en el torneo local de Alianza Lima que solo hace esperanzar a su fanaticada que, aunque la Fase 1 ya es un caso perdido, sabe de continuar en el sendero correcto podría meterse a los play off. Solo el tiempo, y Mario Salas tienen la respuesta.

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *